Accueil






Al hilo de las estaciones, de la luz y de las horas, los desayunos y las cenas se sirven en la amplia cocina rústica o en el comedor, más refinado.

Los grandes armarios de la casa conservan una sabrosa colección de mermeladas, patés, confits y otras especialidades locales.

Las cenas se sirven hacia las 20 horas y deben reservarse la víspera.

Nuestra mesa está abierta todos los días excepto el domingo.